¡Estamos cambiando! En el fondo deseamos romper con lo que nos ha guiado hasta este momento y abrirnos a algo más verdadero y profundo. Aunque no lo sientas, ni lo creas, eres luz, por naturaleza tienes un campo energético, eres energía que está en constante vibración.

Entonces para sanar lo primero es cambiar, si no movemos la energía, si no hacemos las cosas diferentes, nada interesante nos sucederá.

2024 es un año 8, es el tiempo de la abundancia, de la gracia y el viaje eres tú, un viaje a tu centro, un reencuentro contigo. Es el año para dejar de buscar afuera y encontrarte con lo que está adentro, para recordar que ya estás completo, y que en tu interior tienes la información de todo el universo, pues eres parte de él y por eso naturalmente sabes como ordenarte y sabes cómo estar sano.

Es momento de conectar con tu cuerpo
Asumir la responsabilidad de tomar pequeñas decisiones que hagan un giro en tu vida.

Recuerda que todo empieza como energía
Las enfermedades antes están en la energía y aquí es donde se puede prevenir.

Tienes la información para desbloquearte
“Descubro que ya lo sé, recuerdo que está dentro de mí, me hago cargo de mi vida”

Haz que tus células recuerden cómo se siente estar sano, pues así naciste sin condicionamientos ni limitaciones y vas a ir viendo como solo sale belleza de ti, solo bondad.

Energéticamente el año apenas acaba de comenzar, a partir del 15 de enero los días comienzan a hacerse cada vez más largos y es por esto que en las tradiciones védicas esta fecha marca el inicio para emprender nuevos proyectos y tomar acciones hacia lo que queremos.

¿Quieres salud? ¿Bienestar? ¿Placer? ¿Expansión? Escríbelo, intenciónalo, ritualízalo, todo lo que quieres lograr depende de ti, recuerda: el universo está a tu favor.