Secretos antiedad

El proceso de envejecimiento es una parte natural de la vida que brinda oportunidades únicas, aceptarlo es un paso importante hacia la sabiduría.

Aceptarlo, sin embargo, no implica renunciar a la vitalidad ni a la búsqueda del bienestar.

Aquí te damos unos tips para tener los años que tengas, en un cuerpo, una mente y un alma, llenos de vida, energía y belleza, sin dolencias y para que puedas llegar a vivir 120 años sintiéndote increíble.

Primero algunos conceptos claves:

¿Por qué envejecemos?

2 razones:

1. Porque producimos radicales libres, el material de desecho de las células. Son moléculas inestables porque les falta un electrón y quieren cogerlo de otras células para estar completos, lo que genera daño en otra molécula, y se va creando una reacción en cadena generando cada vez más radicales libres y acelerando así el envejecimiento.

2. Porque se acortan los telómeros, para ponerlo en palabras fáciles, los telómeros son la protección que tienen los extremos de tus cromosomas para que no se desgasten las células cuando se dividen, manteniendo la información genética. A medida que la célula se va dividiendo, los telómeros se van acortando, esto es un signo de envejecimiento, se envejece cuando se acortan los telómeros. La buena noticia es que los podemos hacer crecer y está en nuestro poder solo mejorando el estilo de vida.

Existen algunos factores que aceleran el envejecimiento:

1. La ansiedad, el estrés, los pensamientos tóxicos, producen más radicales libres y aumentan el cortisol.

2. No dormir bien

3. La alimentación a base de productos ultraprocesados como el azúcar, la comida chatarra, aceites hidrogenados (canola, girasol, soya)

4. Agroquímicos, antibióticos, y hormonas

5. Cigarrillo, alcohol, drogas

6. No tener actividad física, ser sedentario.

7. El sol y la contaminación ambiental, radiación

8. La ausencia de propósito de vida

¿Podemos revertir nuestra edad y material genético?

Según la epigenética NO estamos condenados por los genes, puedes cambiar y puedes revertir tu material genético.

Esto quiere decir que los genes se prenden y se apagan según la percepción del mundo que tienes: tus creencias, tus pensamientos, tus hábitos, tu capacidad de gestionar el estrés…

Ahora conociendo EL TREMENDO PODER que tenemos en revertir el envejecimiento y tener una salud soñada, te damos esta información para que tomes mejores decisiones:

  1. Focus en la alimentación:

Grasas saludables, proteína de buena calidad, carbohidratos (grano, raíces y tuberculos) hierbas, especias, frutas y verduras de muchos colores. Recuerda que la alimentación es información que activa o desactiva los genes, enfócate en poner los alimentos correctos el 80% del tiempo, comida natural, antiinflamatoria y ancestral.

Poco azúcar, harina refinada, aceites vegetales, grasas trans, limita los lácteos, y opta siempre que puedas por comida orgánica, ojo con la comida de la calle por lo general tiene azúcar y malos aceites.

  1. Hidratación:

Toma agua (de 2.7 a 3.5 lt de agua al día), complementa con electrolitos, infusiones de hierbas, matcha, té verde o de cualquier color.

  1. Ayuno intermitente:

Asesorate con un experto. Lo primero antes de comenzar a ayunar es aprender a comer bien, nuestro programa BeInnergy es un paso uno y es clave para que puedas ayunar asertivamente.

  1. Ejercicio y movimiento:

Lo que no se mueve, se estanca, se oxida, se daña. No solo es importante una rutina de ejercicios, sino también moverse de forma natural, hacer pausas activas, trabajar parados, caminar más, subir y bajar escaleras, estirar, hacer yoga o pilates: claves porque fortalecen la espalda para no encorvarse.

  1. Sueño y descanso:

Ver el sol en la mañana y en la tarde para regular el ritmo circadiano.

Incluye rituales para dormir, haz que tu cama sea cálida, usa lentes de protección para la luz de las pantallas. Descansar y no hacer nada es importante, camina en la naturaleza sin afán, pon los pies en el pasto, haz detox de redes sociales, abraza árboles, date un masaje relajante, escucha música y pódcast inspiradores.

  1. Propósito y espiritualidad:

Conectar con tu propósito puede alargar tu vida hasta 7 años. ¿Cómo puedes servir con tus dones y talentos a los demás? Que rico si amas tu trabajo y logras vivir de él, pero si no es así, ¡no te angusties! Puedes aportar al bien común y servir a los demás en tus tiempos libres.

¡Confía! Estamos muy bien acompañados y Dios, el universo o en lo que creas está ahí, guiándote, hay una fuerza superior, que además de cuidarnos, nos puede sanar, porque el origen delas enfermedades están en el alma.

      7. Meditación y paz mental:

En la pausa y en la calma hay reparación, detoxificación, y aumento en el sistema de defensas.

El agradecimiento, respiraciones conscientes, afirmaciones positivas, un diálogo interno amoroso son prácticas que ponen felices nuestras células

      8. Relaciones sanas:

La primera relación que debes construir es contigo mism@, si te odias, si te juzgas, si sientes culpa revisalo tus células te oyen.

Apóyate con una tribu que prime el bienestar, que les guste hacer ejercicio, como dicen por ahí “el que anda entre la miel algo se le pega”