Hola. Entonces hoy vamos a comenzar con nuestra primera receta. Es una de las favoritas de las personas que hacen el programa y de las personas que han podido estar en el restaurante Armenia. Es una gran opción para no comer tanta proteína de origen animal que, como ya sabemos, deberíamos comernos las proteínas. Por frecuencia quiere decir un día proteína vegetal y al otro animal e irnos yendo así para reducir el consumo de los productos de origen animal.

Entonces esta es una gran opción de comida, por ejemplo, de cena, de almuerzo. Digamos que si uno tiene estas proteínas ya en el congelador, las puede usar y hacerse una ensalada o algo más. Y con eso ya queda un almuerzo muy completo. Esa proteína también nos va a dar pues muchas cosas que el cuerpo necesita. Entonces la idea es que tengan ya los ingredientes listos, las lentejas, por ejemplo. La idea es dejarla remojar entre 3 a 4 días. Algunas personas prefieren terminarlas porque el proceso de la germinación pasa de ser carbohidrato a aminoácido.

Entonces hay muchas personas que las lentejas les hacen daño y pues la idea es que si les hace daño las lentejas o los granos los tengan siempre en remojo al menos unos tres días. La idea es que siempre quiten esa agua, la vuelven y la cambian. Lavan las lentejas, las dejan remojando hasta el día siguiente, las lavan al otro día siempre botan el agua que haya quedado y ya queda la lenteja.

Vamos a tener también quinua. La quinua es un gran alimento, es un pseudo cereal, tiene proteína, tiene buena fuente proteína y da mucha sensación como de textura. Nos ayuda a que las cosas que son como apelmazado, como que les da como aglutinamiento por decirlo así. Entonces estas la quinua latina se prepara muy fácil, la idea es lavarla muy bien también nuevamente eso es un grano y lo que les conté yo se protegen del medio ambiente y se vuelve un nutriente para muchas personas. Entonces la idea es lavarlo muchas veces. Normalmente las lavamos, las dejamos que la mugre, salga al exterior, quitamos esa agua, volvemos a echar agua limpia nuevamente, sale al exterior lo sucio, lo quitamos y lo podemos hacer más o menos unas tres veces, repitiéndolo todas las veces para quitar eso, pues digamos como que esto que de pronto nos puede hacer daño y para limpiarla después se prepara tal cual se prepara un arroz, entonces por dos de agua, una taza de quinua, entonces tenemos a la quinua lista, le ponen salsita, le puedes poner alguna especie si quieres, pero digamos que así con salsita y ya está.

Está muy bien. Si de pronto no tienes tiempo y quieres cocinar y tienes quieres dejar las cosas como hechas, puedes dejar una buena porción en la nevera, guardarla en el congelador y usarla cada vez que quieras hacer las hamburguesas de lentejas.

Tenemos también zanahoria. La zanahoria tiene muchísimos beneficios, entre ellos el Betacaroteno, tiene muchísimas vitaminas, tiene mucha fibra, aporta agua. Entonces es importante también y aparte a color, que como les decía antes, es importante tener los nutrientes. Cada uno de los alimentos da un efecto en el cuerpo. Entonces la zanahoria, por ejemplo, le da muy buen aspecto a la piel, al rejuvenecimiento, aporta antioxidantes.

Entonces es muy importante también tenerla en nuestra vida diaria. También tenemos cebolla y ajo que nos ayudan a darle mucho sabor a las hamburguesas. Tenemos también cúrcuma que sabemos que la cúrcuma tiene es un antiinflamatorio, tiene muchísimas propiedades, la cúrcuma ayuda a el cuerpo y tiene muchísimos antioxidantes, es anti cancerígeno. A las personas que sufren de artritis, de artrosis, de todo eso les ayuda demasiado entonces y aporta también mucho color. El color es intenso y tiene muchísimos antiinflamatorios, ayuda de muchas maneras del cuerpo.

Tenemos sal, vamos a echarle sal, sale cita y tenemos un poco de comino y no se pasen mucho, es simplemente para darle un toquecito y también muy poquito paprika. Entonces ya tenemos todos los ingredientes y estamos listos para preparar nuestras hamburguesas de lentejas.

Bueno, añadimos entonces las lentejas ya previamente remojadas por durante tres o cuatro días, la zanahoria, la cebolla y el ajo.

Vamos a poner agua que tape esos ingredientes. Listo. Entonces miren que el agua simplemente tape los ingredientes. Y lo ponen. hasta que hierva. Una vez hierva, lo bajamos y esperamos a que se enfríe. Cinco minutos. Listo.

Entonces las lentejas ya, ya están cocinadas porque hirvió el agua. Las dejamos cinco minutos para que se reposen, las colamos. Después de que escurrimos las lentejas, las pasamos a un procesador de alimentos o una licuadora. Si no tiene un procesador en su casa, ponemos todo el contenido en la licuadora y le damos. Listo en la licuadora es un poquito más difícil. Si tienen procesador mucho mejor, pero bueno, se logra o si no se le puede poner una gotita de aceite o una gotita de agua y con eso lo logramos. Entonces se ponen en una ollita, se le mezcla el aquí, no allá precocida, se le pone sal al gusto o puede ser media cuchara para esta.

Para esta receta coges una cuchara más o menos de ese tamaño y a la mitad listo. Después lo mismo con la cúrcuma, el comino, lo mismo todos como medio de cucharaditas pequeñas. Y un poquito de paprika. Más o menos como la puntica de la cuchara. Ahí ya lo mezclas y le pones harina de sagú. La harina de sagú. Le voy a dar también esta sensación como de apelmazado.

Si no consigues harina de sagú, puede reemplazarla por harina de arroz, por harina de quinua, por harina de garbanzos. Pero digamos que más o menos para esta medida, esto de harina de sagú, y empezamos a mezclarlo de esta manera. Entonces ya empiezas a juntar toda esta mezcla. De esa manera. Si de pronto está muy seca, puede mojarse la mano. Pero de esta manera ya pueden crear su hamburguesa. Hacen primero unas bolitas de esta manera y aplastan. Así. Y ya están listas. Entonces le pueden poner un poquito de aceite de oliva o de coco o ghee y se asan. Las pizzas o las hamburguesas las pueden, como les dije, guardar en el congelador y usar para después o prepararlas. Listo? Entonces acá ya tenemos una gran opción. Podemos conseguir un pan sin gluten o un pan de masa madre y ponerlo a armar. Entonces es ponerle unas lechugas frescas. De pronto, una cebolla caramelizada. Todo es opcional. Son simplemente ideas. Porque también la hamburguesa sola, tal cual la usamos en el programa, sirve perfecto.